PERDIENDO EL NORTE...

Locura sin Orden

olor

Oliendo los dos a todas las pasiones de la tierra y poder darnos como quisiéramos o como nos diera la gana, vida. Pero sobre todo, follar. Y no sólo con esa parte inferior cerca del vientre. También observarnos y continuar. Una, dos, tres veces. Sin dejar de rozarnos con nuestras lenguas, con todo lo necesario […]