PERDIENDO EL NORTE..., Uncategorized

“HISTORIAS DESCOMPUESTAS” (No podía faltar)

8170ad17d74778850edd56d7e9097fabbc5f6c138095122

EL AUDIO DE HISTORIAS DESCOMPUESTASCondenas a perpetua nos recuerdan muchas veces que…
¡Se acabó! Así es como se suelen acabar todas las historias.
Con todas las razones del mundo para cada cual.
Uno… porque ya no te quiero. El otro… por lo demasiado que te ha querido.
Y así es como pasan luego los días, entre diarios de ausencias y sollozos a la luz de la luna, que sólo tú escuchas.
Llegan los consejos, las traiciones, las lágrimas, los complejos…
Pasa el tiempo y todo alrededor se vuelve para uno de ellos triunfo. El otro; en cambio, sigue arrastrando silencios, inmensidades y melancolías que se van convirtiendo en nostalgias y en un “no he vuelto a saber nunca más de ti”…
Y a fin de cuentas no se está tan mal sin querer o “ser querida” sólo al ponerse el sol. Se cometen locuras con el palpitar de la entrepierna, comparando multitud de placeres insospechados. Pero… ya no es lo mismo.
Tu laberinto de placer se vuelve tímido. Nada vuelves a dejar pasar a través del umbral de tu sexo a menos que sea una simple invitación a la lujuria. Nunca más vuelves a ver en tu cama lo que en su día, te pareció puro arte.
Es entónces cuando todos te dicen que pasará, como todo en esta vida, Convirtiendo todos los deseos en sabiduría, pero sin aquel erotismo real que te envolvía. No, ya nadie logra ver en ti esa belleza que emanaba pasiones.
Labios frescos y jugosos se vuelven pícaros y no tan soñadores. Las humedades ya no resultan fragancias, los ojos pierden intensidad y tus noches pasan a ser un desnudo de urgencia y placer.
La sensualidad se vuelve arrítmica. Mueren tus noches en las penumbras. No existen ni “tús” ni “yos” que llevarte a la boca…
No atraviesan tus oídos los gemidos, ni siquiera el sonido de aquel beso que desencadenaba recuerdos de un sabor a saliva semi-dulce, te resulta tan melodioso.
Empiezas a sentir el frío en la espalda, al ver como tus piernas se cierran, alejando sensaciones que ayer fueron mutuas. Ya nada dejas que se adentre en tu cueva fácilmente; mucho menos, dejas penetrar tu corazón.
Descubres que sólo tus manos, están dispuestas a recorrer sigilosamente tu cuerpo de acero, sin otra vida que no sea la tuya propia.
Continúas tu camino real sin buscar, ni la profundidad; y mucho menos, lo ideal…
No hay manera de escapar del abismo cuando vives envuelto de fracasos o pensando en lo que pudo haber sido y no fue .
¿Quién no busca una salida que le aleje de frías noches dónde sólo te acompañan malos recuerdos que te martirizan con ausencias?
Muchos de ellos siguen alargándose tanto como la impotencia. Pero…
Llueve… como siempre vuelve a llover en todas las malditas ciudades desorientadas. Rodeados por todas esas luces que no te llevan jamás a ninguna parte.
Vuelves a vivir locuras; y lo peor, la mayoría de veces consentidas; aún sabiendo que acabarás arrastrando tus heridas y hasta las miserias de tu propia vida.
Te verás de nuevo frente a frente con aquel maldito puente por el que has pasado de largo tantas veces…
Mirándote fijamente a los ojos una vez más, te volverá a llamar ¡Cobarde!…
Querrás darte la vuelta, incluso enfrentarte a él. Pero serás capaz de encontrar el camino que te aleje a pesar del “espesor” de las lágrimas en tus ojos. Volverás a mirar al cielo “gris París” y buscar en él una respuesta; a pesar de saber, que nunca llegará.
Porque… se puede creer de nuevo en el amor, pero no podrás negar que para llegar hasta él, tuviste antes que pasar por emergencias que derivaron muchas veces en corrupción…

En este enlace, lo puedes escuchar.

http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fm.ivoox.com%2Fhistorias-descompuestas-suny-gonzalez-audios-mp3_rf_3353018_1.html&h=eAQHOKJ46

 

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.