EN MI COLINA...

EN TU ESPEJO…

EL ESPEJO...

Me disocio de estas tierras que tú consideras ya quemadas. No quiero dejar en ellas mis despojos, ni mi carne muerta, ni mis lágrimas. Ni siquiera el penoso orgullo con el que me alejo. Y aunque no me olvido de nada, me iré lejos. a una colina enloquecida, penando, quimérica. Me llevo tus ecos, tus cimientos, tu […]

PERDIENDO EL NORTE...

A FLOR SIN PIEL…

A FLOR SIN PIEL...

En la palma de sus manos, guarda todos mis escalofríos. Destacan sus abrazos en el aire; que me deslizan suavemente por su cuerpo con cuidado, llenos de ternura…Aterciopelados… Impulsándome con ellos a viajar hasta los labios… Hechizantes, masculinos, pícaros, revoltosos, a mi medida… Nacidos de la mismísima locura; y que nada más llegar me invitan, a consumirlos, sin moderación…